El médico de la jungla

Joseph Campbel (1904-1987) fue un reputado filósofo, escritor y profesor estadounidense, conocido por su trabajo sobre mitología y religión comparada.



Su obra más célebre, El héroe de las mil caras, tuvo su primera edición en 1949. Introdujo el concepto de viaje del héroe que, como todo lo que tenga que ver con mitos, no es nada novedoso. La psique humana se basa en arquetipos que se repiten desde tiempos anteriores a las primeras civilizaciones del homo sapiens. Lo realmente innovador fue reconocer e identificar eso a través de las varias culturas de todo el mundo.


El viaje del héroe, es el viaje de Ulises de ida y vuelta a Ítaca, son las epopeyas indias del Mahabharata y Ramayana, es la desventura de Don Quijote y las aventuras de Luke Skywalker. Muy resumidamente, se divide el viaje en tres momentos: la partida, la iniciación y el regreso. En su estudio, Campbell dividió estos tres en un total de 17 etapas.


En todas las narraciones encontramos alguna resonancia con este esquema. Es algo que va implícito a la psique humana, a la forma en como nos relacionamos y en como miramos hacia uno mismo. Esto es universal y atemporal: el monomito.


Campbell es contemporáneo de Sigmund Freud y se refiere varias veces a su obra. La forma como Freud mira hacia los sueños es según las palabras de Campbell la prueba de esta universalidad.


“El psicoanálisis, la ciencia moderna de la interpretación de los sueños, nos ha enseñado a prestar atención a estas imágenes insustanciales. Además, ha hallado la manera de dejar que operen en nosotros. Permitimos que las peligrosas crisis del desarrollo personal se sometan al ojo protector de un iniciado en acervo y el lenguaje de los sueños; alguien que ejerce el papel y el efecto del antiguo mistagogo o guía de las almas, el chamán que oficiaba de juez e iniciador en los antiguos santuarios forestales. El médico es el dueño y señor contemporáneo del reino mitológico, el conocedor de todas las palabras y caminos secretos de la potencia. Su papel es precisamente el del viejo sabio presente en los mitos y cuentos populares, cuyas palabras ayudan al héroe a superar los terrores y trabajos de la aventura fantástica. Es él quien aparece y señala el brillo de la espada mágica que matará al dragón del miedo, quien menciona la existencia de una novia que aguarda y de un castillo colmado de tesoros, quien sutura con su bálsamo las heridas que se dirían mortales y, por fin, libera al conquistador para que regrese al mundo de la vida de todos los días, tras la gran aventura que lo llevó noche adentro, rodeado de sortilegios”


El héroe de las mil caras, pág 26,

Esta idea del médico, chamán y guía de almas está presente en una de las plegarias del yoga, más precisamente en la invocación a Patanjali que se recita en el inicio de la práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga, sistema desarrollado por T. Krishnamacharya y codificado por Pattabhi Jois.


Es precisamente la parte en que dice:


Nih śreyase jaṅgalikāyamane”


y que se puede traducir como:


Que actúa como el médico de la jungla.


A continuación la plegaria añade: “que es capaz de eliminar la decepción del veneno de una existencia condicionada” (saṁsāra hālāhala mohaśāntyai)


Este médico de la jungla, es el maestro que acompaña al discípulo en su sendero de la oscuridad hacia la luz. Este guía de las almas es el maestro de los maestros, Patanjali. Sin embargo el maestro también es la práctica, el maestro lo llevas dentro. Tú eres tú el que empuña la espada mágica que mata el dragón del miedo (y elimina el veneno de la existencia) y ayuda a discernir (viveka) entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto.


El yoga (imbuido en la cultura india) no es excepción en lo que a los mitos universales se atañe. Yoga no deja de ser una creación humana inspirada en la necesidad de transcendencia y en su ambición de conocerse.

“Una es la verdad, muchos los nombres con los que de ella hablan los sabios”

Rig Veda 1.164.46

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo