Yoga es ecuanimidad



La mayor parte de las prácticas de yoga empiezan con la postura de Samasthiti, postura de pie donde el cuerpo busca un punto de equilibrio entre el peso hacia la izquierda y hacia la derecha. Es una postura donde uno busca mantener una sensación de solidez con las piernas activas e intentando empujar suavemente el suelo con las plantas de los pies y a la vez una sensación de expansión alejando la coronilla del suelo pélvico y el pecho abierto.


Esta actitud fisica es un espejo de nuestro interior donde nuestras emociones y pensamientos siempre están en conflicto. Estar contento y aceptar que la tristeza puede volver. Amar a los seres queridos con el odio buscando una oportunidad escondida tras la puerta.


Arjuna, héroe del Baghavad Gita, en el momento anterior al inicio de la gran batalla de Kureksetra, entra, en lo que hoy llamaríamos, crisis emocional. Es un guerrero que debe combatir y defender sus intereses y a la vez no soporta la idea de matar a sus primos, tios y maestros que luchan por el otro bando. Krishna interviene como un muy buen psicológo y durante una larga sesión intenta explicarle que la vida no es lo que parece. Que sus acciones son inevitables y que deben analizarse bajo la supervisión de la sabiduría universal. Durante 18 capítulos Krishna se luce como un buen orador y presenta toda su visión de la vida interna y externa de los seres humanos.


En el segundo capítulo presenta dos definiciones de yoga que son un buen punto de partida para que uno entienda el mensage principal de la obra. Arjuna es un guerrero que debe luchar, de la misma manera que el Sol está para iluminar, él está para luchar. Sin embargo, debe adoptar una postura de distancia y desapego hacio sus propias acciones.


“Establecido en Yoga, haz acciones abandonando el apego

(y)permaneciendo ecuánime en (medio de)éxito y fracaso, oh Arjuna.

(Tal)ecuanimidad se llama Yoga"

BG II.48


Releyendo la última frase: “Samatvam yoga ucyate.”, o sea , “Se dice, Yoga es ecuanimidad.”


La palabra que se usa para describir esta ecuanimidad es samatvam que tiene la misma raiz que samasthiti. La palabra sama significa “igual”. Ese equilibrio que buscamos en la primera postura de nuestra practica es el mismo que busca Arjuna en el campo de batalla. Es ese equiibrio entre las varias opciones que nos propone la vida y que conlleva una acción. Esa acción (karma) debe ser la correcta. Esto nos lleva directamente a otra definición de yoga que nos presenta el Gita.


“El que está consagrado a buddhi o inteligencia

abandona aquí tanto buenas como malas acciones.

Por esa razón, prepárate para el Yoga,

(puesto que) el Yoga (es) destreza con respecto a las acciones"

BG II.50


Releendo la última frase: “Yogah karmasu kausalam”, o sea, “Yoga es habilidad en acción.”.


La ecuanimidad que cultivamos en la práctica conlleva la acción correcta. La mayor parte de nosotros vivimos en el mundo y la acción es inevitable. Así que, el yoga nos lleva hacia ese lugar donde lo que haces y lo que debes hacer coinciden.

86 visualizações

​© 2018 Casa del Yoga | Design by RIMA Studio

LOGO4.png